Mujeres en el mercado de trabajo, mujeres pensionistas y mujeres migrantes en el siglo xxi

A mediados de los años setenta, según datos de la Encuesta de Población Activa, las mujeres que se insertaban en el mercado de trabajo lo hacían a edades tempranas, alcanzando su máxima tasa entre los 20 y 24 años y a partir de ese momento (coincidiendo con la edad media del primer matrimonio) abandonaban el empleo remunerado (muchas, para siempre), de manera que la tasa de ocupadas por encima de esa edad no superaba el 30%. A partir de los años ochenta, las tasas de empleo de las mujeres mayores de 24 años comenzaron a crecer de manera muy importante, incrementándose, de década en década, en todos los grupos de edad en un proceso de convergencia con las curvas de ocupación de los hombres. Baste decir que en 1978 la tasa de actividad femenina era del 27,92% y la tasa de actividad masculina era del 76,12%: una brecha de género de casi 49 puntos. Actualmente esta brecha está por debajo de los 12 puntos (11,37 puntos).

Enlace para descargar el Informe

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos posts:

¡Síguenos!




Suscríbete a nuestra NEWSLETTER:

Mantenenos tus datos en privados. Lee nuestra política de privacidad.