Política de Calidad

La calidad es prioritaria en las actividades de DIVULGACIÓN DINÁMICA. Las directrices y objetivos generales que, en relación con la calidad, guían a la empresa, se plasman en la Política de Calidad definida por el Gerente.

La excelencia en la calidad de los productos y los servicios prestados a los clientes es la base de la actividad empresarial como garantía de futuro para conseguir y mantener importantes cuotas de actividad.

La Política de Calidad se basa en el principio de que cada persona de la empresa se responsabiliza de la calidad en su trabajo y de sus resultados personales que tienen que estar dirigidos hacia:

  • Lograr la total satisfacción de los requisitos del cliente teniendo en cuenta que, el servicio prestado y el producto entregado, son la imagen de la empresa ante el cliente.
  • Observar un comportamiento riguroso y profesional en el cumplimiento de todos los requisitos, normas y legislación vigente aplicable a los productos / servicios realizados.
  • Mejorar continuamente la eficacia de los procesos de la empresa para lograr mayor competitividad y mejor rentabilidad.


Con este propósito el personal de DIVULGACIÓN DINÁMICA ha de mantener viva la premisa de:

  • Comprender y satisfacer las expectativas de sus clientes, en los distintos procesos de la empresa con el objetivo de lograr la máxima satisfacción de éstos.
  • Mostrar flexibilidad suficiente para adaptarse a los requisitos de sus clientes.
  • Identificar y eliminar las posibles causas de defectos o deficiencias en procesos y procedimientos contribuyendo de esta forma a la mayor eficacia del Sistema de Gestión de Calidad.


El Gerente, con la colaboración del Responsable de Calidad establecen anualmente unos objetivos de calidad particulares medibles y coherentes con la Política de Calidad.

Dichos objetivos serán difundidos al resto de la organización y se establecerán en las funciones y niveles pertinentes dentro de ésta, siendo evaluado periódicamente el avance en la consecución de los mismos y su consistencia.

Para fijar los objetivos de calidad, atenderán fundamentalmente a:

  • La situación del mercado (requisitos y necesidades de los clientes, competidores).
  • Los resultados en relación con la calidad del año precedente.
  • Las desviaciones detectadas respecto a los objetivos previos.


Las directrices de calidad anteriormente detalladas, son vinculantes a todos los niveles de la organización. La asunción de esta Política y la responsabilidad de toda la organización en su implantación es un requisito imprescindible para conseguir la satisfacción final del cliente.