+34 954 300 618

 informacion@divulgaciondinamica.es

  +34 954 28 60 37
     informacion@divulgaciondinamica.es

Recomendaciones para educar online en tiempos de coronavirus

Recomendaciones para educar online en tiempos de coronavirus

La UNESCO comparte 10 propuestas para que el profesorado garantice la continuidad del aprendizaje del alumnado durante el confinamiento a través de la formación onlineSi bien hay centros educativos españoles que pueden estar aplicando algunas de las sugerencias, también hay otros que aún no lo hacen. No obstante, tendrán que planificar lo que será la «vuelta a clases virtual», que algunas comunidades autónomas ya han anunciado que será después de Semana Santa, como es el caso de Catalunya. Por tanto, estas recomendaciones de la UNESCO les serán de utilidad:

1. Analizar el tipo de tecnología con la que se cuenta y elegir la más pertinente

 La UNESCO recomienda optar por el uso de soluciones de alta o débil tecnología en función de la energía y el tipo de acceso a Internet con los que cuenten los estudiantes, así como del nivel de competencias digitales que tengan estos y los docentes. «Puede tratarse de plataformas de aprendizaje digital, lecciones por vídeos, los MOOC e incluso de la difusión de los cursos mediante cadenas de radio y canales de televisión», explica el organismo.

2. Garantizar el carácter inclusivo de los programas de aprendizaje online

 El organismo internacional insiste en la necesidad de aplicar medidas que garanticen el acceso a la educación online por parte del alumnado con discapacidad o que proviene de familias de ingresos bajos. Y en caso de que todos no dispongan de dispositivos digitales, los gobiernos deben considerar la posibilidad de transferir temporalmente este tipo de dispositivos de las salas de informática a las familias, y facilitarles un acceso a Internet.

3. Proteger la privacidad y la seguridad de los datos

Con el funcionamiento de la educación online es necesario comprobar el nivel de seguridad durante las descargas de recursos pedagógicos en las diferentes webs educativas y al transferirlos a otras organizaciones o personas. Hay que «velar por que la utilización de las aplicaciones y plataformas no afecte la privacidad de los datos de los alumnos y alumnas«, advierte la UNESCO.

4.  Centrarse en los problemas psicosociales del alumnado antes de impartir la enseñanza

 La UNESCO hace énfasis en la importancia de crear vínculos entre las escuelas, los padres, los docentes y el alumnado durante el confinamiento para darse apoyo socioemocional. En este sentido, se deberían crear comunidades virtuales «para garantizar las interacciones sociales regulares, favorecer las medidas de protección social y responder a los problemas psicosociales a la que los alumnos y alumnas pueden verse confrontados en situaciones de aislamiento».

5. Planificar con frecuencia el desarrollo de los programas de aprendizaje online

El organismo recomienda a los equipos directivos y los docentes reunirse virtualmente para determinar si el programa de aprendizaje online debe centrarse en la enseñanza de nuevos conocimientos o reforzar aquellos ya adquiridos durante las lecciones precedentes. Es necesario que el profesorado acuerde los calendarios teniendo en cuenta la situación de la zona afectada, el nivel de enseñanza, las necesidades del alumnado y la disponibilidad de las familias.

6. Proporcionar a docentes y alumnado asistencia en cuanto al uso de las TIC

Ayudar a los docentes y al alumnado a utilizar la tecnología o plataforma elegida para realizar las sesiones online y así poder garantizar las condiciones necesarias para que se realice la continuidad del aprendizaje. Por ejemplo, se pueden organizar sesiones cortas de formación online al profesorado o a las familias, o recomendar el uso de los datos móviles con miras a difundir los cursos en directo.

7.    Combinar los enfoques adecuados y limitar la cantidad de aplicaciones y de plataformas

El profesorado debe combinar las herramientas tecnológicas a los que el alumnado pueda tener acceso. Si bien es necesario recomendar plataformas, hay que evitar abrumar a los estudiantes y a los padres pidiéndoles que descarguen o prueben una gran cantidad de aplicaciones y plataformas.

8.    Establecer las reglas de la educación online y dar seguimiento al proceso de aprendizaje

La UNESCO pone de relieve que se debe definir con las familias y el alumnado las reglas del aprendizaje online, es decir, cómo se resolverán dudas, cómo se realizarán los ejercicios y se evaluarán, etc. En la medida de lo posible, hay que determinar cuáles serán los instrumentos mediante los cuales los alumnos y las alumnas pueden transmitir sus comentarios o preguntas al profesorado.

9.    Definir el tiempo de duración de las clases online en función del alumnado

Mantener un ritmo de enseñanza coherente con las aptitudes metacognitivas de los alumnos y las alumnas, fundamentalmente para las clases que se difunden en directo. La unidad de aprendizaje del alumnado de Primaria no debe sobrepasar, de preferencia, los 20 minutos, y la de los de Secundaria, los 40.

10.    Crear comunidades entre el profesorado y favorecer los vínculos sociales

La UNESCO también sugiere que se creen comunidades virtuales de docentes, familias y directores de centros educativos para facilitar los intercambios de experiencias, así como el debate de las estrategias de gestión de las dificultades de aprendizaje.

Enlace para consultar y ampliar la información

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Últimos posts:

¡Síguenos!




Suscríbete a nuestra NEWSLETTER:

Mantenenos tus datos en privados. Lee nuestra política de privacidad.